Thursday, April 26, 2007

Palabras del Brujo


"El teatro sigue siendo un reducto donde la gente puede encontrarse con el aspecto sagrado de la existencia sin necesidad de pasar por el confesionario o la confesionalidad de cualquier religión. Es un espacio secularizado, pero en él el ser humano puede encontrarse con los misterios. Se dice que ahora se buscan emociones fuertes, pero en realidad son emociones toscas: la litrona, el "bacalao", el fútbol como una excusa para pelearse... (...) Pero todavía hay mucha gente que busca en el teatro ese momento de intimidad consigo mismo, entrar a través de la cultura o del patrimonio dramatúrgico en contacto con esa zona íntima de preguntas trascendentes, y divertirse, y compartir..."

"Lo que yo hago es narrar el personaje, no encarnarlo o meterme en su piel. Es como si tu me hablas de tu padre: nadie me va a trasmitir mejor que tú cómo te relacionabas con él, que era para ti esa persona, pero no necesitas "convertirte" en él para hacerlo; cuentas la historia con tal intensidad que consigues que yo "vea" al personaje. (...) Yo me interpreto a mí mismo como contador. De esa forma lo que transmito es algo nuevo, puesto que se trata de reflexiones personales sobre el personaje."

Rafael Álvarez, El Brujo
Muchoviaje, octubre 2006

2 comments:

Anonymous said...

No me he ido de puente. Una vez más, no puedo publicar. Espero solucionarlo pronto. Mientras, paciencia. Volveré tan pronto como pueda.

Clara

laura cambra said...

Ya te estaba extrañando!
Lau